Libros, Uncategorized

Saga del Capitán Alatriste

Puntuación: 81 sobre 96.

Hace muy poquito me metí entre pecho y espalda en cuestión de cuatro semanas las cinco últimas novelas de la saga del Capitán Alatriste. Los dos primeros libros los ley en junio y septiembre. Así que lo tengo muy fresquito y qué mejor manera para empezar el blog que con Don Arturo Pérez-Reverte, uno de mis autores favoritos y del que más novelas he leído.

Antes que nada, hay que recordar de dónde surge esta obra. Reverte, indignado con el pobre temario sobre historia del siglo XVII español que estudiaba su hija Carlota en bachiller, decidió crear una serie de novelas que permitiesen conocer y entender este siglo y cómo ha formado parte de nuestra identidad como nación. Y lo clavó, logró un personaje que, no sólo es verosímil, sino que podría ser perfectamente real. Alatriste es ahora un arquetipo de la literatura española, como lo son Don Quijote y Sancho Panza, Romeo y Julieta o el Don Juan.

El primer libro, además de ser una novela de acción y aventura donde reyes, ministros y otros poderes mueven, silenciosos, los hilos de la sociedad, te da una idea cuál va a ser el estilo y el tono de esta historia. Los sucesos y personajes históricos son utilizados como contexto para hilar la historia ficticia del Capitán Alatriste y sus compañeros de viaje; un rasgo muy característico de la narrativa de Reverte.

Viggo Mortensen - Película de Alatriste

Otras de las señas de identidad de la saga es que el narrador es Íñigo Balboa, un huérfano vasco que es enviado a Madrid para que Alatriste (amigo de su padre y caído en combate) le “tutorice”. Entonce es Íñigo quien, desde su vejez, escribe estas memorias hablando sobre lo que vivió con Alatriste y sus amigos (entre los que se encuentra el poeta y espadachín Francisco de Quevedo). Esta narración en primera persona es bastante extraña porque lo habitual de este estilo es la falta de conocimiento de algunas escenas que el propio Íñigo no presenció y la imposibilidad de penetrar en la mente del resto de personajes, pero en este caso es un narrador testigo y omnisciente, ya que describe todo sin tener en cuenta estas limitaciones.

Haciendo un repaso rápido por todos los libros, en general me gustaron todos salvo el tercero (El Sol de Breda) y el sexto (Corsarios de Levante). En estos dos, no encontré apenas una trama en la historia, sino que se relataban sucesos relacionados, bien en las guerras de Flandes, bien en los lances marítimos. Entiendo que te ayudan a conocer la historia de aquella España -objetivo de la saga- pero a nivel literario se me queda pobre.

El vocabulario de estas novelas está empapado del que se usaba en la época, lo que te ayuda a entrar en la historia aunque también puede dificultar la lectura si no estás habituado a tales palabras. También utiliza estilos narrativos y rasgos literarios de la época, por lo que la ambientación la recrea también con el propio idioma (marca de la casa Reverte). Y la épica está muy presente en el desenlace de las novelas, por si el resto te sabía a poco.

Y otra cosa muy chula de esta colección es la cantidad de lugares en que se mueve. Madrid, Flandes, Sevilla, Sanlúcar de Barrameda, Nápoles, Orán, Venecia… son los escenarios de las andadas de los protagonistas y Reverte te sumerge en ellos gracias a una cuidada documentación. Al igual que habla y establece relaciones sobre muchísimos personajes históricos reales que, sin mentir o difamar sobre sus personas, juega con los espacios vacíos, con los y si, para crear historias y realidades. Por lo que no podemos menos que quitarnos el sombrero ante este enorme trabajo del autor, que demuestra un dominio magistral de la época.

Es una historia espléndida para aprender cómo fueron esos años aún dorados del Imperio Español y entender un poco mejor la España de hoy. Además, acompañarás la evolución de los personajes, que, obviamente, se ven influidos por los acontecimientos que viven y el paso de los años. Muy, pero que muy recomendable de principio a fin. Y, lo mejor de todo, es que la historia no está acabada, la muerte anunciada del Capitán aún está por narrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *